Ensaladas y Verduras

Pisto griego

pisto-griego

La gastronomía griega tiene muchas similitudes entre sí con otras cocinas de lugares cercanos, como ser los países árabes, Israel y también Armenia. Los ingredientes que han podido emplearse históricamente en muchas de esas regiones suelen ser los mismos y, por consiguiente, las recetas pueden encontrarse con uno u otro origen pero siempre con algunas variantes. La presencia de las aguas del mediterráneo sobre las costas helénicas supone algunas diferencias, como mayor cantidad de vegetales en las preparaciones. Y uno de ellos, una de las claves dentro de la cocina griega, son las berenjenas. Claro está, ellas son parte crucial dentro de pisto griego, unas verduras pochadas que sirven como guarnición o hasta incluso como plato principal para vegetarianos y veganos.

Ingredientes:

  • Una berenjena
  • Un calabacín
  • Un pimiento rojo
  • Una cebolla
  • Algunas setas
  • Aceite de oliva

Preparación:

Simple es preparar este pisto griego. Corta las berenjenas en cubos y ponlas en un plato con un poco de sal para que suelten su sabor amargo. Corta también el calabacín en cubos y también el pimiento. La cebolla estará cortada en pluma y las setas en rebanadas.

Una vez que ya están cortadas pon a calentar una sartén con aceite de oliva y comienza a agregar una a una las verduras, cuidando de hacerlo por último con las berenjenas, ya que son las que más aceite absorben. Cuando estén tiernas, apaga el fuego y el pisto estará listo para ser servido.

Esta receta es ideal para acompañar algún plato que tenga cordero, pero también puedes comerla así sola con la clásica salsa griega de yogur. Tendrás que prepararla con yogur natural, ajo y pepino dentro de la batidora. Es el complemento perfecto y la manera más tradicional de consumir el pisto. Verás que buena es esta receta.