Pasta

¿Cómo hacer una pizza de jamón ibérico y aceitunas?

pizza sliced

Las pizzas son un alimento muy conocido por todos, que gusta tanto a adultos como a niños. La principal ventaja que tienen es que pueden combinarse con todo tipo de alimentos.

Hoy os vamos a enseñar cómo elaborar una pizza de jamón ibérico y aceitunas. Si pensábais que era incompatible una cosa con la otra, ahora os vamos a demostrar que es posible juntar ambos elementos en una sola pizza.

Ingredientes de la pizza con jamón ibérico

Por un lado, para la masa:
– 350 gramos de harina
– 5 gramos de azúcar
– 5 mililitros de aceite
– 10 gramos de levadura instantánea de panadero
– 200 mililitros de agua

Por otro lado, los ingredientes:
– 120 gramos de salsa de tomate
– 150 de aceitunas deshuesadas
– 50 gramos de rúcula
– 10 lonchas de jamón ibérico de bellota de Guijuelo Directo
– 250 gramos de queso mozzarella, cortado en rodajas
– 250 tomates cherry
– Una cucharada sopera de aceite de oliva virgen

Pasos para elaborarla

Lo primero que tenéis que hacer es la masa y, para ello, debéis mezclar la harina, la sal, el azúcar y la levadura, para después añadirle el agua y el aceite hasta obtener una masa elástica y homogénea. Si disponéis de una amasadora, podéis mezclar todos estos elementos con ella poniéndola durante tres minutos a velocidad lenta u ocho minutos a velocidad rápida.

Lo siguiente que debéis hacer es espolvorear la superficie de trabajo y formar una bola con la masa que más tarde dejaréis reposando en un bol durante tres o cuatro minutos. Para ello, deberéis tapar el recipiente con un trapo húmedo.

Después de esto, tenéis que coger la bola de masa y con un rodillo ir dando a la pizza la forma deseada y el tamaño que queráis.

Ahora vamos con los ingredientes. Lo primero que debéis hacer es extender la salsa de tomate por encima de la superficie de la pizza. A continuación, echaréis las rodajas de mozzarella y los tomates. Todo ello lo dejamos reposar unos diez minutos. Mientras reposa, precalentáis el horno a 240 grados y después bajáis la temperatura a 200. Metéis la pizza y la dejáis que se hornee alrededor de 10 minutos.

Una vez hecho esto, la sacáis y añadís las tiras de jamón ibérico junto a las aceitunas y la rúcula.

Recordad que es importante escoger un buen jamón ibérico para darle muchísimo más sabor.
También se puede añadir el jamón ibérico cortado en taquitos pequeños, con 60 u 80 gramos será suficiente. Añadid un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima y ¡a comer!