Preparándonos para la final

No se qué pasará en vuestras casas, pero en la mía siempre es así: cuando nos encontramos con amigos, familiares o quienes se acerquen para ver  algo en televisión -por ejemplo un partido de fútbol-, el debate queda abierto; ¿qué hacemos para comer? Entonces surgen todo tipo de opiniones donde cada uno trata de hacer valer lo que más le gusta.

La realidad es que al final terminamos comiendo lo que se pueda comer sin que nos requiera mucha distracción, ni ceremonias de atender la mesa. En lo que sí estamos todos de acuerdo es en que nadie debe quedar rehén de cocinar, entonces la mejor opción es encargar comida. Son muchos los comercios que nos pueden brindar ese servicio y de muchos de ellos siempre tenemos los teléfonos a mano.

En estos tiempos también han prosperado sitios en Internet en donde tenemos un gran menú para poder elegir el plato que más nos guste entre una gran oferta de comercios especializados y ten por seguro que  uno de ellos  estará muy cerca de nuestra casa.

Desde comida china, turca, india, asiática o latina hasta las propuestas más tradicionales como puede ser hamburguesa o pizza y ahí es donde generalmente se centra el debate. Algunos prefieren una rica pizza para poder comer muy fácilmente y no perderse ni un segundo del partido, pero también están los que prefieren comer algo de carne, con una suculenta hamburguesa.

La próxima cita de este tipo, la hemos agendado ayer: la gran final de la Eurocopa. En lo personal para esta ocasión prefiero comer pizza con muchos gustos acompañada con una jarra de cerveza bien fría, pero lo más probable es que terminemos pidiendo de todo un poco, porque en un grupo tan grande como el que nos juntaremos el próximo domingo para alentar a la Roja en la final, estarán representadas todas las partes y todos los gustos, pero eso sí: todos unidos con un mismo fin.