Ingredientes

Plátano

Canary bananas

El plátano es una fruta originaria de Asia cuyo cultivo se extendió a América desde Canarias y donde le cambiaron el nombre por el de banana. En los países tropicales y caribeños, se convirtió en un alimento básico, acompañando a casi todos sus platos (como el arroz, en el caso de la comida china).

Claro que la variedad que utilizan para cocinar es el plátano macho, que es de mayor tamaño y menos dulce. En Europa consumimos principalmente la variedad enana, un plátano muy dulce procedente de las Islas Canarias.

Así, de entre todas las variedades de plátanos, distinguimos:

  • Plátanos machos o para cocer, tal como decíamos anteriormente, de gran tamaño, pulpa harinosa, de color blanco y poco dulces, dado que contienen pocos hidratos de carbono sencillos. Su piel es de color verde y gruesa.
  • Plátanos enanos, el pequeña enana , el gran enana, el Brier y el Gruesa. Son muy dulces y son los que consumimos crudos como fruta de mesa. La pulpa es algo amarillenta y la piel es más fina y de color amarillo.
  • Otras variedades, dulces también, son: Zeliz (israelita), Lacatan y Cambur, de Sudamérica, Poyo, Gran Naine y Balayon.

Encontramos plátanos durante todo el año. Es aconsejable escoger los ejemplares con la piel intacta, sin golpes y una vez en casa, se han de guardar en un lugar seco, fresco y alejado de la luz directa del sol. Cuando los guardamos en la nevera, su piel se oscurece volviéndose casi negra, esto no significa que se hayan estropeado, en absoluto. Pero si no nos gusta esta apariencia, se puede evitar envolviéndolos en papel de periódico antes de ponerlos en la nevera. De todas formas, es mejor conservarlos a temperatura ambiente, en la nevera pierden parte de su exquisito aroma y sabor.

Propiedades nutricionales

El plátano es un fruto bastante calórico, por el alto contenido en hidratos de carbono. Es muy rico en potasio, ácido fólico y magnesio, siendo por lo tanto muy beneficioso para el mantenimiento óptimo del sistema inmunológico y la actividad muscular, nerviosa y ósea.

Además contiene vitaminas y minerales muy adecuados para ayudar al buen funcionamiento del sistema digestivo y favorece el fortalecimiento de la mente (es ideal consumirlo en las etapas de estrés, nerviosismo y cuando se requiere un esfuerzo extra, en exámenes y otras situaciones difíciles).