Carnes

Pollo a al dijonnaise

pollo-a-la-dijonnaise

Esta receta tiene supremas de pollo bien sabrosas y cocidas al sartén, además de un toquecito de coñac. La propuesta es acompañarlas con una exquisita guarnición: mini croquetas de patata que otorgarán un sabor adicional muy peculiar.

Ingredientes:

  • 6 supremas de pollo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Aceite cantidad necesaria
  • 1/2 taza de coñac
  • 1/2 taza de vino blanco seco
  • 1 cucharada bien colmada de mostaza
  • Sal y pimienta a gusto
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gramos de nata

Preparación:
Sácale la piel a las supremas de pollo, mientras calientas el aceite con 1 cucharada de mantequilla en una sartén. Sazona las supremas de pollo con sal y pimienta, y ponlas a dorar en la sartén, debes sellarlas muy bien por ambos lados.

¡Ahora mucho cuidado! vierte en la sartén el coñac, no tengas miedo ya que va a aparecer una llama grande de fuego. Mueve constantemente la sartén hasta que las llamas se apaguen. Agrega en la sartén el resto de la mantequilla y los dientes de ajos previamente triturados. Toma una cuchara de madera y mezcla para que no se peguen los ingredientes en el fondo.

Rocía las supremas con el vino blanco. Añade la mostaza y mezcla bien. Deja que hierva y que reduzca un poco. Incorpora en la sartén la nata y revuelve. Deja que la nata se caliente bien, prueba y vuelve a condimentar si te parece necesario.
Retira del fuego y pon las supremas en una fuente ya para servir. Para acompañar te recomiendo unas mini croquetas de patata. Para realizarlas sigue estos pasos: hierve 2 patatas medianas con cáscara y todo, en abundante agua hasta que estén bien tiernas. Escúrrelas, pélalas y llévalas a un recipiente; allí con un pisapuré písalas hasta formar un puré.

Agrega 1 cucharada de mantequilla y una yema, mezcla bien. Condimenta con sal, pimienta y nuez moscada a gusto, deja enfriar. Con la mano toma un poco de la preparación y forma bolitas chicas. Luego pásalas por harina, luego por huevos batidos y al final por pan rallado. Llévalas 30 minutos a la heladera.

Dóralas en una sartén con aceite bien caliente, para que las croquetitas no se deshagan deben estar bien frías y el aceite debe estar bien caliente. Escurre sobre papel absorbente y listas para servir con las supremas de pollo.