Carnes

Pollo a la cazuela

pollo-a-la-cazuela

Este plato es ideal para los días de frío; te dejo aquí una opción fácil y algo económica con ingredientes bien accesibles. El pollo está acompañado con jamón, champiñones, cebolla y zanahorias, con un toque de vino blanco y hierbas aromáticas, una delicia.

Ingredientes:

1.200 kg de pollo aproximadamente
100 gramos de jamón
75 gramos de mantequilla
1 cebolla
2 zanahorias
200 gramos de champiñones
1/2 vaso de vino blanco seco
1 cucharada de puré de tomate
1 ramito de hierbas aromáticas
Sal y pimienta a gusto
1 cucharada de harina
Caldo cantidad necesaria

Preparación:

Toma el pollo quítale todos los órganos y demás, límpialo y lávalo, (o compra uno ya listo para cocinar). Luego flaméalo (pon el pollo en una sartén limpia) y córtalo en trozos regulares. En una cacerola pon 50 gramos de mantequilla y el jamón cortado en cubos, agrega los trozos de pollo y déjalos hasta que doren. Retira los trozos de pollo de la cacerola y resérvalos en un lugar calentito hasta que se necesiten, en su lugar coloca en la cacerola la zanahoria y la cebolla en cubos. Deja dorar todo ligeramente y vuelve a colocar el pollo regándolo con el vino blanco, deja evaporar el vino y añades el puré de tomate, las hierbas aromáticas, la sal y la pimienta a gusto.

Agrega un cucharón de caldo, tapa la cacerola y deja cocer todo a fuego moderado por 40 minutos. Unos minutos antes de servir retira el pollo y los cubos de zanahorias de la cacerola; mezcla la harina con el resto de la mantequilla y 2 cucharadas de caldo y agrega esta mezcla al jugo de cocción, dejando cocinar un rato más. Coloca los trozos de pollo cocidos en una fuente, coloca las zanahorias alrededor del pollo y baña todo con el jugo de cocción, acuérdate de retirar el ramo de hierbas aromáticas antes de servir.

Sirve bien caliente.