Salsas

Pollo a la provenzal mediterránea

pollo-a-la-provenzal-mediterranea

Este pollo es una delicia, vale la pena probarlo. Lo cortamos en pequeñas presas y lo cocinamos junto a cebolla, ajo, apio, champiñones y sazonamos con laurel y vino blanco, además de otros ingredientes. Imperdible.

Ingredientes:

1 pollo
Sal y pimienta a gusto
2 cucharadas de mantequilla
6 cucharadas de aceite de oliva
8 cebollas chiquitas (o bulbos de cebolla de verdeo)
6 dientes de ajo
½ taza de vino blanco
2 cubitos de caldo de verduras
2 hojas de laurel
1 tallo de apio
200 gramos de champiñones frescos
6 tomates
150 gramos de aceitunas negras

Preparación:

Corta el pollo en presas, separa las alas, las patas, y los muslos a través de las articulaciones. Corta la pechuga en dos trozos a lo largo, y a su vez divide cada trozo en dos partes más. Quítales la piel a las presas y deséchala. Lava las presas, sécalas y sazona con sal y pimienta a gusto.

Ahora dóralas en 2 cucharadas de mantequilla y 2 de aceite. Luego de doradas, añade en la sartén las cebollas chiquitas y enteras, y los dientes de ajo prensados (sino tienes prensadora, toma los ajos sin pelar y con una cuchilla de hoja ancha aplástalos, presionando bien, luego pélalos). Incorpora el vino blanco seco, los cubitos de caldo, las hojas de laurel, el tallo de apio y los champiñones cortados en tajadas verticales. Mezcla todo bien hasta que se forme una salsa deliciosa.

Deja hervir despacito y destapado, hasta que el pollo esté tierno. Reserva. Corta los tomates en cuadraditos, y saltéalos en 4 cucharadas de aceite de oliva caliente. Agrégalos a la preparación anterior. Añade también en la sartén las aceitunas enteras y descarozadas. Calienta todo muy bien, rectifica la sazón, retira las hojas de laurel y verte todo sobre una linda fuente.
Espolvorea con perejil picado a gusto.