Ingredientes

Provolone

Provolone

El provolone es un queso italiano que se empezó a elaborar en el sur del país pero que actualmente proviene sobre todo de las zonas del norte, Piamonte, Lombardía y Véneto.

La denominación de origen es Provolone Valpadana pero a nivel europeo, Italia no solicitó la protección del nombre “provolone”.

Variedades

Existen diversas variedades de este queso, en función de su forma: se denomina Pancetta o Salamino, cuando tiene forma de salchicha, cilíndrica; también existe el denominado Gigante o Gigantino; otros tienen forma de cono, de botella; y los de forma esférica, llamados Mandarino, Melone y Provolone.

Otra clasificación del provolone es según su sabor, que varía según el cuajo con el que haya sido  elaborado:  por esto se distinguen el Provolone Piccante, de sabor picante y el Provolone Dolce de sabor muy suave. También se encuentran variedades de Provolone ahumado.

Se trata de un queso semi-duro elaborado con leche de vaca entera con una corteza blanda. Por su textura firme, es fácil cortarlo a rebanadas, por esto se utiliza mucho como acompañamiento e ingrediente de muchas recetas y para elaborar ensaladas. Resulta ideal también en los carpaccios y gracias a que funde muy bien acompaña a muchos platos calientes.

La variedad dulce del provolone marida estupendamente con vino blanco y la variedad picante con vino tinto.

En cuanto a sus propiedades nutricionales, el provolone contiene normalmente un 40% de materia grasa, es rico en calcio, proteínas, vitaminas y fósforo. Por todo ello es beneficioso, como todos los productos lácteos, para el desarrollo muscular, mantener los dientes y huesos sanos y mejorar las funciones biológicas del cerebro.