Postres y Dulces

Pudin de cerezas

cherry pie

El pudin de cerezas es muy sencillo de hacer y es un postre que a cualquiera de tu familia le gustará. Bien esponjoso y con ese sabor invalorable que las cerezas le otorgan, será un clásico postre para después de una buena comida o también para comer por las tardes con un rico té. Acompañado de helado queda mucho mejor y más completo. Pero eso ya corre por tu cuenta. Aquí tendrás una buena receta para hacer un pudin de cerezas fácil y delicioso.

Ingredientes:

  • Una taza de harina
  • Una taza de leche
  • Media taza de mantequilla
  • Dos cucharaditas de polvo para hornear
  • Tres cuartos de taza de azúcar impalpable
  • Un frasco de cerezas al marraschino

Preparación:

Colocas en la batidora la taza de harina, la de leche, la mantequilla previamente derretida (como si fuera una pomada), el polvo para hornear y el azúcar. Bate todo bien hasta que quede totalmente integrado y cremoso. Será el momento de añadir las cerezas y terminar de mezclar hasta que todo quede listo para ser colocado en una fuente enmantecada.

Ya para ese entonces deberás tener el horno fuerte prendido con antelación, a unos 180 grados centígrados. Bájalo un poco cuando introduzcas el pudin y hornea por un tiempo de unos 40 minutos, o hasta que veas que esté listo. Verás que las cerezas se irán para abajo y el pudin crecerá, gracias a la acción del polvo para hornear.

Una vez que esté listo es ideal para servir con el té por las tardes, ya que es super esponjoso y húmedo. O después de una buena comida, con café o algún licor para acompañar. Y si le añades una bocha de helado de crema, pues será más que perfecto. ¡A disfrutar!