Ingredientes

Queso roquefort

cheese

El roquefort es un queso azul originario de Francia, de la provincia del Aveyron, concretamente del pueblo de Rochefort-sur-Soulzon. Es el queso más antiguo de Francia y es considerado como el “rey de los quesos”. Tiene denominación de origen desde el año 1925.

Se elabora a partir de leche de oveja, concretamente de las razas capaces de adaptarse bien al clima de la zona, que son las ovejas Lacune, Lorsac, Segola y Causses. Y su elaboración se lleva a cabo en el interior de las cuevas naturales de Rochefort-sur-Soulzon, donde de desarrollan los mohos internos que le dan esas características tan especiales y apreciadas.

Resulta un queso de pasta verde de textura semi-blanda y con un fuerte olor y sabor que provoca dos reacciones bien diferentes: o lo encuentras exquisito o puede resultar incluso desagradable para algunos paladares.

Usos del queso Roquefort

Se consume en frío, normalmente en pequeñas cantidades y untado o acompañado por biscotes de pan. Aunque el roquefort también se utiliza en multitud de recetas culinarias. Con este queso se elaboran salsas (la famosa salsa al roquefort) para acompañar platos de carne. Claro que muchas veces sustituimos el roquefort por otras variedades de queso azul, que resultan más económicas que el auténtico.

Por su textura firme es fácil de untar y se suele acompañar de apio, uvas y berros. Resulta delicioso en una tabla de quesos y las salsas elaboradas con roquefort también quedan estupendamente con ensaladas, en rellenos de tartaletas y canapés, etc.

La empresa Société lo comercializa ya en porciones y en lonchas, perfectamente envuelto y envasado al vacío para que conserve su punto óptimo de materia grasa. Otra marca a resaltar es Maria Grimal.

El queso Roquefort contiene un 45% de materia grasa y es muy rico en vitamina B5 y B2, además de contener proteínas de alto valor biológico, calcio, potasio, fósforo y sobre todo sodio.