Ingredientes

Rape

fishes

El rape (Lophius piscatorius) es un pescado blanco. Es muy voraz, con piel muy dura de color marrón o casi negro, según el fondo donde habite. Por su aspecto, también recibe el nombre de pez sapo o pejesapo y en Asturias se le conoce con el nombre de “pixín”.

El rape blanco o rape común, se encuentra en las costas europeas y de América del Norte. Su carne es muy apreciada y extremadamente sabrosa. Solo se come su cola pero su cabeza aporta un sabor incomparable a sopas y caldos.

Tipos y especies similares

Rape negro (Lophius budegasa), se distingue del blanco porque la membrana que envuelve su intestino es de color negro. Su carne es más suave y más apreciada que la del rape blanco, su tamaño es algo inferior y su color más rojizo y a la hora de cocinarlo, mengua menos. Al igual que el blanco, lo encontramos habitualmente en nuestros mercados, durante todo el año, siendo su precio algo superior.

Rape americano (Lophius americanus). Habita en las costas americanas del océano Atlántico.

Rape de El Cabo (Lophius upsicephalus). Habita en aguas del Atlántico de los países del sur de África.

Rape boca negra o brótula de barbas (Lophiomus setigerus). Habita en los océanos Índico y Pacífico y es de poca relevancia económica.

Propiedades y beneficios del rape

Es un pescado que contiene proteínas de alto valor biológico. Si lo cocinamos de manera suave, sin exceso de grasas y salsas, es ideal para dietas de control de peso y en el caso de trastornos  digestivos.

Contiene diferentes vitaminas y minerales, entre las vitaminas se encuentran algunas del grupo B, entre ellas B1, B3 y B9 que ayuda a generar los glóbulos rojos y blancos y a la síntesis de material genético. Entre los minerales destacan el hierro, el magnesio, el potasio y el fósforo,  pero ninguno en grandes cantidades.

Siendo un pescado blanco, el rape es uno de los que más colesterol tiene y presenta un índice muy alto de calcio, beneficioso para los músculos y los huesos.

El rape es un pescado ideal para los niños. Si lo preparamos a lomos o fileteándolos, no tiene espinas, lo que hace que sea perfecto.

Consejos

Siempre es mejor tomarlo fresco y recién comprado, pero hay veces que esto no va a ser posible y necesitaremos congelarlo. Es un pescado que admite bien la congelación sin cambiar excesivamente su textura y sabor.

Si vamos a congelar el rape, deberemos eliminar las vísceras y si lo hemos comprado entero, separar la cabeza de la cola y dejarlo bien limpio, mejor, sin pasarle agua. Ya lo lavaremos una vez descongelado antes de  proceder a su cocción.

El rape una vez cocinado, si lo dejamos en la nevera, cambiará de textura asemejando a la carne de  la langosta. Hay recetas de cocina en las que se prepara el “rape alangostado”, puedes mirar en nuestro blog de recetas si te apetece probarlo.