AperitivosPostres y Dulces

Receta para una buena masa de hojaldre

Esta masa se hace en varias operaciones, es importante respetar los tiempos de reposo en la nevera. Muchos dirán que es más fácil comprar la masa hecha pero siempre tiene su encanto hacerla en casa.

Ingredientes (para unos seiscientos gramos de masa):

250 gramos de harina tamizada
50 gramos de mantequilla blanda
250 gramos de mantequilla dura
Pizca de sal
1 vaso de agua

Preparación:

En una mesada despejada y limpia, pon la harina y haz un hueco en el centro, como si fuera un volcán, vierte en él, el agua, la sal y la mantequilla blanda cortada en cubos, con la punta de los dedos mezcla todos los ingredientes con una mano. Ve incorporando la harina poco a poco empujando con la otra mano desde los bordes al centro. Tendrás que obtener una masa homogénea y suave. Ahora aplana ligeramente y trata de formar un cuadrado de masa, ponla en una bolsa de plástico y déjala reposar en la nevera por unas veinticuatro horas.

Transcurrido ese tiempo, toma la mantequilla dura, ponla entre dos hojas de plástico y aplánala hasta que te quede un cuadrado de unos quince centímetros de lado.

Retira la masa de la nevera, enharina la mesada y extiende en ella la masa, extiende con ayuda de un rodillo y da forma de cuadrado de unos veinticinco centímetros de lado. Coloca la mantequilla sobre la masa de forma que forma un rombo sobre el cuadrado, pliega encima los cuatro triángulos de masa como si fuera un sobre.

Ahora enharina nuevamente la mesada, extiende la masa untada con la mantequilla y pásale por encima un rodillo sin apretar demasiado, forma así una tira de unos veinticinco centímetros de ancho por cincuenta de largo. Repliega sobre sí misma en tres partes, te deberá quedar un rectángulo de unos diecisiete centímetros de ancho por veinticinco de largo. Es la primera vuelta.

Guarda esta masa envuelta en plástico, en la nevera por una media hora, retira y haz dos vueltas más de la misma forma que está en el párrafo anterior. En este punto la masa se habrá vuelto más elástica y es más difícil extenderla, hazlo con mucho cuidado y suavidad sin apretar mucho el rodillo. Lleva por último otra media hora a la nevera, retira y ya está pronta para utilizar en lo que necesites.

Imagen: cocinaflor.com