Ingredientes

¿Recetas aún más ricas? Una buena cocción es fundamental

A la hora de preparar una buena receta no sólo me preocupo de comprar materias primas de calidad, sino que siempre utilizo gas natural, la energía que mejor resultado me da.

A quienes nos gusta cocinar disfrutamos eligiendo los mejores productos y dedicamos horas y horas a la elaboración de la comida. Muchas veces, a pesar de todo el esfuerzo y dedicación, la comida no queda como esperábamos. ¿Te has planteado que quizás se deba a que no estás utilizando la energía más adecuada?

De hecho, muchas personas que les gusta la cocina siempre me han recomendado cocinar con gas natural, principalmente porque podemos regular la llama y así controlar al momento la cocción, algo fundamental.

Otra de las ventajas de poner gas natural es que no es necesario aumentar la potencia que tenemos contratada. Además, si tenemos hijos o personas mayores en casa no debemos preocuparnos por nada, ya que nos ofrecen una gama de modelos con válvulas de seguridad en cada quemador que cierran el paso del gas si no hubiese llama, lo cual es una tranquilidad.

Platos más sabrosos y saludables

Y sí que es verdad que nuestros platos son más sabrosos y quedan perfectamente cocinados con el gas natural puesto que el calor instantáneo que produce nos permite freír rápidamente, lo que crea una capa exterior que evita que el aceite entre en los alimentos. Por ello los fritos quedan mucho mejor y son más saludables, ya que absorben menos aceite y por tanto engordan menos y nos sentimos tan pesados después.

Y no sólo he comprobado que los fritos salen genial, sino que las carnes y los pescados a la plancha quedan deliciosos, ya que están crujientes por fuera y jugosos por dentro, como debe ser.

Más ventajas

Otra de las cosas que más me gusta de cocinar con gas natural es que puedo ver en todo momento la llama o el fuego, lo que me recuerda mucho más a la cocina de mi madre y de mi abuela cuando preparaban aquellos platos tan ricos.

Además, he observado que las nuevas cocinas están volviendo al gas natural, por algo será que los diseñadores lo eligen.

Por último me gustaría comentarte que cocinar con gas natural también supone un ahorro si lo comparamos con la energía eléctrica, ya que según los expertos podemos ahorrar más de 60 euros al año, que siempre viene muy bien.