Arroces y Legumbres

Risotto con carne de cerdo

Depositphotos_26807005_original

El risotto es una comida que rara vez defrauda. Tiene la magia de poder resistir muchas variantes y de poder incorporar en él una cierta clase de elementos que lo transforman invariablemente en un platillo super completo. Todo depende de tu imaginación y de las ganas que tengas de implementar variantes con él. Aquí te proponemos una receta sencilla como punto de partida a la que luego podrás agregarle otras cuestiones interesantes. La carne de cerdo irá muy bien con el arroz y alguna que otra seta ahí inmiscuida. ¿Y si lo intentas?

Ingredientes:

  • Una taza de arroz
  • Un trozo de carne de cerdo de tu preferencia
  • Una cebolla pequeña
  • Algunas setas de tu gusto
  • Medio litro de caldo de verduras
  • Mantequilla
  • Queso rallado
  • Sal, pimienta y perejil picado

Preparación:

Corta la carne de cerdo en cubos y coloca un poco de aceite de oliva en una sartén grande. Una vez que esté caliente el aceite, añade la carne y deja que se sofría bien hasta que esté dorada y reserva. En ese mismo fondo de cocción, pon la cebolla finamente picada y dórala.

Una vez que la cebolla esté a punto, añade el arroz y remueve por unos segundo, añade el caldo pero poco a poco, reincorporando también la carne de cerdo. Debes ir dejando que se cocine, se absorba y ahí añadir un poco más, todo sin dejar de revolver. Cuando veas que ya va estando a punto, agrega las setas picadas para que no se deshagan ni queden demasiado cocidas.

Cuando el arroz esté prácticamente a punto y el líquido casi totalmente absorbido, pues sólo tienes que agregar una nuez de mantequilla, un poco de queso rallado, revolver bien y ver que quede con una consistencia cremosa. Pruébalo, fíjate si le falta sal, añade un poco de pimienta, perejil picado y sirve. Sencillo y delicioso.