Ingredientes

Rúcula

Depositphotos_1125864_m

La rúcula es una planta silvestre, una hortaliza que utilizamos en gastronomía como un tipo de lechuga. En su forma es algo similar al berro, por las hojas redondeadas, pero su aroma es algo picante y su sabor recuerda a la naranja.

Ya en la antigüedad se cultivaba rúcula, como verdura, pues la consideraban afrodisíaca. Actualmente se puede encontrar en casi todas las zonas geográficas aunque en Italia la cultivan durante todo el año mientras que aquí en España se cultiva desde finales del invierno hasta finales de la primavera.

Usos de la rúcula

Las partes de la planta que utilizamos en cocina son las hojas y el tallo fresco. Se usan sobre todo en ensaladas. En Italia, Francia y Grecia es especialmente apreciada.

Combina muy bien con recetas de patatas, de pasta y con las pizzas. En Italia, es un condimento muy típico a añadir en las pizzas una vez horneadas. También hacen un tipo de salsa, una variante del tradicional pesto, mezclando rúcula, sal marina gruesa, aceite de oliva y pimienta recién molida.

Además de formar parte de las ensaladas, la rúcula también se puede utilizar como ingrediente en platos de carne y pescado crudos, los carpaccios y en platos calientes de arroz y pasta. Como dato curioso, comentar que aunque actualmente forma parte de platos de alta cocina, la rúcula durante muchos años fue considerada una mala hierba… Pero hoy en día ¿quién puede resistirse a una buena ensalada de rúcula con vinagreta de nueces y pasas o con anchoas y parmesano?

La rúcula es rica en vitamina C y potasio. Y es beneficiosa para mejorar el tránsito intestinal, favorece la digestión y es diurética.