Pescados y Mariscos

Salmón

salmon

El salmón es un pez de agua marina y también de agua dulce, que vive prácticamente en todos los mares y océanos.

Básicamente podríamos decir que en su mayoría  nacen en los ríos, migran al mar para su desarrollo, y vuelven al rio cuando alcanzan la madurez sexual a desovar. Se les atribuye la hazaña de volver a su lugar de nacimiento para reproducirse, remontando la corriente hacia su origen.

El salmón es un pescado azul y graso. Esa grasa es muy rica en Omega 3, muy recomendable en nuestra alimentación, pues reduce los niveles de colesterol y triglicéridos y aumenta la fluidez de la sangre, lo cual nos previene de coágulos y las enfermedades que ellos desencadenan. Por lo tanto, es altamente beneficioso su consumo, y mucho más en personas que sufren  enfermedades cardiovasculares.

Su grasa contiene también vitaminas liposolubles que nos ayudan al mantenimiento y la regeneración de nuestros tejidos, también de nuestros huesos, siendo muy recomendado en épocas de crecimiento o en problemas de osteoporosis.

Al igual que los demás pescados, el salmón es una estupenda fuente de proteínas y vitaminas, que ayudan a nuestro organismo a la formación de glóbulos rojos, y al buen funcionamiento de  nuestras defensas y de nuestro sistema nervioso.

Es de los pescados más bajos en hierro, pero alto en magnesio y yodo, este último muy necesario para el buen funcionamiento de la tiroides.

Como hemos visto, el salmón es un alimento muy completo que debemos incorporar a nuestra dieta, el único inconveniente es su contenido en purinas, que nuestro organismo transforma en ácido úrico, por lo que se aconseja vigilar su consumo en caso de padecer gota.

El salmón ahumado

El salmón ahumado tiene las mismas propiedades que el fresco, simplemente se obtiene a partir de una exposición al humo. Esto nos proporciona varias ventajas, como su mayor conservación y su comodidad para el consumo, pues no necesita ser cocinado.

 

Etiquetas: