Salsas

Salsa barbacoa casera

salsa-barbacoa-casera.thumbnail

Una de las más interesantes salsas que podemos hacer para acompañar carnes asadas es la tradicional y querida salsa barbacoa. Con un exquisito toque ahumado, con la presencia de la cebolla, el tomate y hierbas que terminan por redondear su sabor, hacer esta salsa es sencillo y resulta ideal para acompañar cortes de ternera, cerdo o cordero sin ningún inconveniente. Es cuestión de ponerse manos a la obra y elaborarla para probar su calidad de acompañamiento y sin tener que comprar una ya hecha.

Ingredientes:

  • Un kilo de tomates pelados y sin semillas
  • Una cebolla grande
  • Tres dientes de ajo
  • Una guindilla
  • Salsa inglesa
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de manzana
  • Azúcar
  • Sal, pimienta y tomillo

Preparación:

En primer lugar debes pelar bien los tomates y retirarles todas sus semillas, procediendo luego a cubetearlos de manera pequeña. Toma una sartén, coloca en ella aceite de oliva y comienza a sofreir la cebolla y el ajo picados muy finamente. Una vez que estén dorados, incorpora el tomate y el tomillo, dejando que se cocinen por media hora.

Luego será el momento de procesar la preparación en una batidora (o pasarla por un colador chino) y volver a poner en la sartén. Ahí deberás añadir la salsa inglesa, el vinagre, el azúcar, sal, pimienta, la guindilla finamente picada y un poco más de aceite de oliva. Cocina hasta que la salsa esté espesa.

Una vez que esté a punto, sólo tendrás que guardarla en un recipiente y dejarla enfriar hasta su momento de uso. Como hemos dicho, resulta ideal para darle un toque diferente a tus carnes asadas. A mi gusto, con cerdo queda de maravillas. La suavidad de la carne porcina se presta de maravillas con el detalle agridulce que aparece sutilmente en la salsa barbacoa.

 

  • http://www.recetasytecnicas.com/ Al

    Que bueno, nunca había visto esta receta!!