Salsas

Salsa cuatro quesos

cheese

No hay nada más fácil que preparar una buena salsa de cuatro quesos. Es muy sabrosa, simple, la puedes preparar con los quesos que tu desees y, además, podrás emplearla para múltiples platos de cocina. Simplemente debes agudizar el ingenio y pensar en qué puede llegar a andar bien. Por lo pronto, para carnes rojas, para pastas y también para algunos pescados, esta maravillosa salsa de cuatro quesos responde a la perfección para algunas cosas que desees comer.

Ingredientes:

  • 200 cm3 de nata de leche
  • 100 gramos de queso fontina rallado
  • 100 gramos de queso parmesano rallado
  • 100 gramos de queso azul (roquefort) en pequeños cubos
  • 100 gramos de queso gruyere rallado
  • Sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

En primer lugar, debes tomar una buena cacerola de fondo grueso y tenerla dispuesta para calentar la nata. Una vez que ya entrado en punto de ebullición, deberás añadir los quesos rallados. Primero los de pasta mas gruesa y por último los más blandos, como el roquefort o queso azul. Algunas variantes contemplan otros quesos, como ser el pecorino o el manchego, también el agregado de setas o cebollín.

En este punto ten cuidado: siempre es mejor tener el fuego bajo y que los quesos no terminen adhiriéndose al fondo. Por eso mismo, a medida que se funden con la nata, tienes que ir revolviendo constantemente para que la preparación te quede bien integrada. Una vez que lo has logrado, apaga el fuego. Si ves que te ha quedado muy espesa, pues puedes añadir un poco de leche, caso contrario, más queso.

Como te hemos dicho, para el acompañamiento de la salsa puedes elegir lo que tu desees. Puedes hacer un buen solomillo y emplear la salsa de cuatro quesos y unas buenas patatas fritas a la española como guarnición. También a un pescado grillado con vegetales le puede sentar de maravillas. Y ni que hablar de las pastas, donde esta receta se luce aún más. Ideal para un buen plato de ñoquis o unos spaghettis. ¡A disfrutar!