Salsas

Salsa holandesa, la compañía ideal para los pescados

Hollandaise Sauce with Pepper

La salsa holandesa es una salsa que se prepara de manera sencilla y que sirve de compañía ideal para cualquier tipo de pescados. Se prepara con algunas yemas de huevo, limón y algunos otros ingredientes más que ofician de complementarios. Como es sabido, las salsas muy fuertes o especiadas no suelen ser el acompañante perfecto para la delicadeza de los pescados. Por esto mismo es que optar por esta salsa puede resultar más que interesante. ¡Aprende cómo prepararla!

Ingredientes:

  • Tres yemas
  • Una cucharada de zumo de limón
  • 100 gramos de mantequilla
  • Agua
  • Sal y pimienta

Preparación:

Bate las yemas con una taza de agua tibia y el zumo de limón dentro de un recipiente que debe estar a baño maría. Cuando la mezcla empiece a cuajar, será el momento de comenzar a añadir la mantequilla en trozos.

Finalmente, cuando la mezcla haya tomado cierta consistencia, retira del fuego. Debes tener en cuenta que el agua no tiene que hervir, porque sino se cuajará completamente y la salsa no tendrá la contextura que tiene que tener. Finaliza condimentando con sal y pimienta.

Es ideal para acompañar un buen pescado asado o un filete de merluza, por ejemplo. Por supuesto, un vino blanco tendrá que estar presente en la mesa para que disfrutes tu pescado con esta salsa holandesa.