Salsas

Saltimbocca

salt

Este plato es un clásico de la cocina romana. Son paquetitos de carne muy aromatizados con una salsa de vermut muy tentadora. Para salir de la típica milanesa, vamos a usar las chuletas de una manera más elegante y original.

Ingredientes:
12 chuletas de nalga
12 hojas frescas de salvia o perejil
12 fetas de jamón crudo
Harina cantidad necesaria
1 taza de vermut seco o vino blanco seco
6 cucharadas de aceite
70 gramos de manteca
Sal y pimienta a gusto
Escarbadientes cantidad necesaria

Preparación:

Pon las chuletas de nalga sobre la mesada o una tabla de cocina. Si son muy gruesos aplástalas con la maza (utensilio parecido a un martillo, de madera), con cuidado de no agujerearlos. Recorta las chuletas en forma rectangular, todas de igual medida. Pon en el centro de cada chuleta una hoja de salvia o perejil a tu gusto. Tapa la hoja de salvia con una feta de jamón crudo, convenientemente doblada, listo el relleno. Dobla cada chuleta a la mitad, encerrando el relleno, sujeta el extremo abierto con un escarbadientes para que no se desarmen. Esta carne preparada así recibe el nombre de saltimbocca.

Coloca harina en un recipiente y reboza las chuletas en ella. Calienta el aceite en una sartén; pon los saltimbocca a dorar. Condimenta con sal y pimienta a gusto. Cuando doren de ambos lados escúrrelos con una espátula y colócalos en un plato.
Desecha el aceite donde cocinaste los saltimbocca, pero no laves la sartén porque la vas a seguir usando. Coloca la manteca een la sartén y ponla nuevamente al fuego hasta que se derrita, sin quemarse. Añade el vermut o el vino blanco seco y raspa el fondo de la sartén con una cuchara de madera, revuelve hasta que se forme una salsita oscura. Vuelve a poner los saltimbocca en la salsa, pon el fuego a regulación suave y mueve continuamente la sartén hasta que la salsa tome un color aterciopelado. Sácale los escarbadientes a los saltimbocca y ya está listo. Cuando sirvas los saltimbocca, decora el plato con un poco de la salsa.

Consejo: te recomiendo acompañar este plato con puré, queda exquisito.