Carnes

Sencilla y original… Pastel Gallego de pollo

1508840783_9cac5b0629

Una manera sabrosa y casera para intentar una variante. Una receta práctica con el sabor inconfundible del azafrán y el chorizo colorado.

Ingredientes:

* Para la masa:

1/2 kilo de harina
2 cucharadas de sal
1 cucharada de pimentón
agua tibia cantidad necesaria
5 cucharadas de aceite
30 gramos de levadura fresca
1 cucharadita de azúcar

* Para el relleno:

1 pechuga de pollo
2 chorizos colorados
2 cebollas grandes
2 tomates
50 gramos de manteca
4 dientes de ajo
1/4 de cucharada de azafrán
1 cucharada de perejil picado
1 huevo

Preparación de la masa:
Disuelve la levadura en 1/3 de agua tibia, con el azúcar y una cucharada de harina. Bate un poco; tapa y dejar reposar en un lugar tibio hasta que fermente. Pon la harina sobre la mesa en forma de corona; agrega en el centro el aceite, la levadura, la sal y el pimentón. Agrega de a poco el agua tibia hasta formar un bollo tierno y algo pegajoso. Amasa enérgicamente la masa golpeándola contra la mesa para que resulte suave y elástica.
Agrega algo de harina en un bowl y coloca el bollo, tápalo y déjalo en un lugar tibio hasta que duplique su volumen. Mientras tanto prepara el relleno.

Preparación del relleno:
Calienta en un sartén el aceite con la mantequilla. Divide la pechuga en trozos, condiméntalos con sal y pimienta, saltéalos hasta que esten doraditos. Escurre los trozos de pollo y pon a rehogar en la sartén las cebollas picadas y los morrones, previamente pelados y cortados en tiras gruesas. Cuando esto esté casi listo le agregas los tomates pelados y picados con todo su jugo.
Luego incorpora el orégano, los ajos triturados y el azafrán.
Cuando espese la preparación, condimenta a gusto con sal y pimienta. Agrega la pechuga cortada en trocitos, deja cocinar, retira del fuego y añade el perejil.
Pon los chorizos en otra cacerola con agua y déjalos hervir 10 minutos (es para desgrasarlos). Después de hervidos quítales la piel y córtalos en rodajas.

Armado y cocción:
Enmanteca y enharina un molde profundo. Estira la mitad de la masa, dejándola fina; forra la fuente.
Rellena con la preparación de pollo; cubre la mezcla con las rodajas de chorizo. Y por último cubre con la otra mitad de la masa. Pinta con huevo batido.
Cocínala en horno caliente durante 30 minutos hasta que la masa esté doradita y crujiente.