Carnes

Solomillo a la langosta

solomillo_de_cerdo1.thumbnail

Plato que se le debe al maestro Arguiñano que cada vez hace mejores recetas y más fáciles. El uso del solomillo en la cocina española está más que extendido y sigue contando con una gran predilección por parte de los comensales. Aunque se suele tomar en medallones, guisado, a la plancha…etc. esta receta nos descubre otra manera bastante sencilla de tomarlo.

Ingredientes:

1 solomillo

Aceite

Pimentón

Sal

Pimienta

Papel de aluminio

Preparación:

Intentaremos escoger un solomillo no muy grande ya que lo queremos es que se haga bien y quede jugoso. Lo limpiaremos bien de grasa y lo colocaremos dentro de un trozo de papel de aluminio.

Una vez ahí echamos aceite y esparcimos con los dedos para que empape bien (sin pasarse). Echaremos sal, pimienta y una cucharadita de pimentón. Esparcimos bien por todo el solomillo y hacemos un paquete con el mismo.

Introducimos en el horno a unos 180 grados durante 20 minutos (dependiendo del punto que le queramos dar a la carne). Sacamos y emplatamos al momento usando la salsa restante en el papel de aluminio sobre toda la carne.

Como guarnición las clásicas patatas al bastón o una ensalada de pimientos asados rojos con cebolla y ajo. El maridaje es con vino tinto y suele ser un plato super fácil de cocinar con unos resultados impresionantes.