Aperitivos

Tabla de quesos

tabla-de-quesos-i

Siguiendo con el tema de los quesos, ¿por qué no armar una linda tabla de quesos para el aperitivo o para la entrada de la mesa de fin de año? Esa mesa donde nos reunimos con toda la familia para juntos celebrar la llegada el nuevo año, cumpliendo con todos los rituales que nos fueron aconsejados para que el próximo año sea mejor. Y vaya que lo vamos a necesitar si queremos salir airosos de esta crisis.

Pero vamos a lo nuestro y tal vez un buen menú nos haga sentir mejor. En este caso es a base de quesos, para ello deberemos contemplar la variedad a utilizar, y sabemos que existen más de mil tipos de quesos, entonces para una buena picada hay que tenerla en cuenta. Tengamos en cuenta que hay que ofrecer desde los sabores más suaves para luego llegar a los más fuertes, es ideal ir incrementando el sabor y las texturas.

Primero es conveniente servir en trozos los que son tipo de pasta consistente como el gruyére, queso semi-duro, cheddar, parmesano, cuartirolo o dambo. Tener en cuenta que siempre es recomendable por estética y decoración, dejar en la tabla un trozo de queso entero del cual fue servido.

Para acompañar estos quesos se puede usar, galletitas saladas, pequeñas tostaditas, pequeños pancitos, grisines, etc. cualquiera de estos elementos que se pondrán muy poco tiempo antes de servirlos ya que si se hace con mucho tiempo antes corremos el riesgo que se pongan blandos y ya el sabor y textura no serán los mismos.

Otro tipo de queso puede ser el de bola, que lo podemos ahuecar utilizando un cortador de papas (de esos que usamos para hacer papas noasettes) con ello lograremos un lindo efecto que ayudará a la decoración. Si el queso roquefort es de nuestro gusto, se puede preparar pisándolo con la ayuda de un tenedor junto con un poco de manteca y algo de whisky, para luego presentarlo en una bandeja rodeado con pan tostado en pequeños trozos.

Ya me imagino la escena en un ambiente relajado, con la familia, los amigos, vecinos, etc. charlando de las cosas cotidianas, la crisis, las guerras, el frío, el fútbol, otros haciendo los chistes de siempre, algunos peques corriendo por ahí y por supuesto los dueños de casa trabajando a full para poder brindar una recepción como los invitados se merecen.

Volviendo al tema, el queso gruyere y el emmenthal van muy bien acompañados con frutas como piña (ananá) en cubos, cerezas, uvas, arándanos y otros. Otra propuesta es el queso cammenbert, éste queda delicioso si antes lo maceramos por lo menos doce horas, con un poco de vino blanco seco; antes de servirlo lo podemos pintar con mantequilla y lo recubrimos con almendras peladas y tostadas molidas o picadas.

Otros quesos como los blancos, entre los cuales podemos destacar, la ricota, el philadelphia (mi preferido) y el mascarpone, son deliciosos y los podemos presentar en dip de las más variadas formas. Con mayonesa, mostaza y morrón picado, crema doble y pimentón, apio picado y nueces picadas, acompañado con unas endibias o bien sugiero se pueden rellenar las mismas condimentando con un toque de pimentón.

Las opciones son muchas, además podemos acompañar esta tabla con aceitunas verdes y negras descarozadas, otras rellenas, castañas de cajú y por supuesto algún fiambre como ser un poco de jamón crudo. En el dip podemos agregar alguna verdura más en bastones, zanahorias, tronquitos de apio o rabanitos. Para acompañar esta tabla, un rico vino sería fundamental.