Carnes

Tajine de cordero

Lamb and Root Vegetable Casserole

El tajine de cordero es una clásica comida de la gastronomía marroquí. Además de la mencionada carne, se incorporan muchas especias que le dan un toque particular, una notable cantidad de cebolla y un toque final con olivas negras y almendras. Lo ideal es que no necesita nada sofisticado de acompañamiento, ya que es una comida muy especiada y con variedades de sabores. Ideal para los amantes de la cocina árabe y los sabores exóticos en general.

Ingredientes:

  • Un kilo y medio de carne de paleta de cordero
  • 750 gramos de cebollas
  • Dos dientes de ajo
  • Un puñado de almendras
  • Una pizca de azafran
  • Una pizca de comino
  • Jengibre rallado
  • Cilantro fresco picado
  • 100 gramos de olivas negras
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Preparación:

Debes comenzar este platillo cortando la carne del cordero en cubos irregulares de un tamaño considerable. Ni demasiado pequeños, pero tampoco demasiado grandes. Tienes que tener en cuenta que te llevará este plato unas tres horas de cocción. Corta las cebollas en aros y reserva.

Coje un mortero y haz una pasta con todas las especias, incluyendo el cilantro y también los dientes de ajo. Toma una buena cacerola (preferiblemente de barro o cerámica) y coloca aceite de oliva en el fondo, coloca la carne, las cebollas y por último las especias. Salpimenta la preparación, pon el fuego al mínimo y deja que se cocine.

Cuando se hayan cumplido las tres horas de cocción, tendrás que añadir las aceitunas negras picadas y también las almendras. Ya estará listo este delicioso guisado a la marroquí listo para servir. Lo ideal para acompañar un plato como este es algo bien neutro. Un cous cous o un arroz blanco irían de maravillas.