Postres y Dulces

Tarta argentina

tarta-argentina.thumbnail

Hoy nos vamos de viaje a Argentina, el país hermano, para degustar una receta espectacular. Sólo para paladares dulces y merengados os traemos esta receta explosiva. Un postre que hará historia.

Ingredientes:

3 yemas

1 taza de azúcar ( 225gr.aprox.)

1 ralladura de limón

1 cucharada de extracto de vainilla

1 cucharada de jugo de limón

2 cucharadas de vino Oporto

150 gramos de manteca o margarina

3 tazas de harina leudante

Dulce de leche aprox. 1/2 kilo

Merengue

3 claras

12 cucharadas de azúcar

Preparación:

Batimos las yemas con el azúcar, el limón, la vainilla y el vino. Debe quedarnos una crema espumosa, los ingredientes deben mezclarse muy bien porque esta preparación será luego uno de los secretos para que la tarta nos salga exquisita.

Una vez hecho esto añadimos la harina, siempre tamizada por un colador, pero poco a poco. La idea es un poco de harina, movemos bien, otro poco y así sucesivamente. Así conseguiremos una masa que nos debe quedar suelta. Es decir, no se nos puede quedar en los dedos. Cuando la tengamos, si hay que añadir algo más de harina no pasa nada, la pondremos en la nevera.

Batimos las claras a punto de nieve con una pizca de azúcar. El merengue debe estar firme y perfecto. La prueba del algodón es poner el recipiente boca abajo y comprobar que no se cae nada.

En una base redonda ponemos la masa a trozos. No podemos ponerla toda junta porque se romperá. Al cocerse se unirán los trozos. Sobre los mismos pondremos el dulce de leche. Si no lo encuentras hecho sólo tienes que hervir leche condensada con un poco de azúcar. Cuando te quede color de caramelos de café con leche estará lista.

Encendemos el horno a mínima temperatura. Tras haber puesto el dulce de leche sobre la base extenderemos el merengue. Tras tres cuartos de hora la tarta estará lista.  Cuando veamos que el merengue está doradito apagamos y dejamos dentro del horno unos cinco minutos más.

Creemos que como muestra un botón. Leyendo la receta se nos hace la boca agua. Probando la tarta más aún. Espectacular.