Postres y Dulces

Tarta de manzanas con crema

crumble apple cake

Las tardes frío son interesantes para una buena lectura o una película interesante, ambas actividades recreativas son un complemento delicioso para una tarta tibia de frutas, en este caso la receta indica manzanas pero puedes variar e ir probando sabores nuevos. Rinde de 8 a 10 porciones abundantes, es una receta sencilla y práctica para cualquier momento.

Ingredientes para la masa:

  •   250 grs de harina
  • 150 grs de margarina de soja
  • 80 grs de azúcar impalpable
  • 1 copa de oporto
  • 2 yemas de huevos
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 1 cucharada sopera de soda

Ingredientes para el relleno:

  • 6 manzanas ácidas (verdes)
  • 4 cucharadas soperas de azúcar negra
  • 2 cucharadas chicas de canela
  • 50 grs de pasas de uvas sin semilla
  • 1 limón
  • 200 grs de crema pastelera
  • 100 grs de nueces picadas

Preparación:

Poner en un bol la harina, la margarina de soja bien blanda y tamizar unos minutos incorporar el oporto con el azúcar impalpable (sin dejar de revolver) mientras agregas las yemas de huevo y el polvo para hornear. Revolver bien los ingredientes mencionados hasta formar una pasta suave, homogénea y consistente (asegúrate de que no queden grumos) utilizando un utensilio de metal; dejar reposar la preparación en la heladera una media hora aproximadamente. y retirar.

Enmantecar y enharinar un molde de tartera de 26/30 cms de diámetro y cubrir la base con la elaboración anterior. Pelar las seis manzanas (apartar una), cortarlas en cubos y hervirlas en abundante agua hasta reducirlas a puré, incorporar de a poco el azúcar negra y continuar revolviendo mientras agregar de a poco la canela, las pasas de uva y el jugo de un limón.

Mezclar el puré obtenido con la crema pastelera y rellenar la masa, cortar en finas rodajas la manzana restante y distribuir sobre la preparación volcada en la tartera, espolvorear con azúcar impalpable, canela y salpicar con nueces picadas. Hornear unos cincuenta minutos a fuego moderado, retirar y servir tibia con una bocha de helado de crema americana o solamente charlotte.

Sugerencia: Recuerda que no conviene desmoldar las tortas calientes, para ello una vez que las retires del horno, deja reposar un momento, se invierte sobre un repasador y se deja unos minutos y luego retiras del molde, dejándolas sobre el repasador para que termine de enfriarse.