Postres y Dulces

Tarta de frutillas

tarta-de-frutillas

Ya sea para una ocasión especial o no, cualquier excusa es buena para realizar esta tarta deliciosa. Una masa crocante y muy sabrosa acompañada de un relleno riquísimo y por encima las frutillas con la gelatina de frutilla, ¡imperdible!

Ingredientes:

Para la masa:

150 gramos de mantequilla
100 gramos de azúcar impalpable
ralladura de 1/2 limón
3 yemas
250 gramos de harina blanca cernida
5 gramos de sal

Para la cubierta:

1 vaina de vainilla
250 ml de leche
60 gramos de azúcar
20 gramos de almidón de maíz
3 yemas
30 ml de Kirsch
150 ml de nata
350 gramos de frutillas
10 gramos de gelatina de frutilla

Preparación:

Coloca en un recipiente la mantequilla a punto pomada y el azúcar impalpable. Bate con un batidor de alambre hasta que la mezcla esté blanca y espumosa. Añade la ralladura del limón. Agrega las yemas una a una, batiendo enérgicamente después de cada incorporación, hasta que obtengas una crema lisa. Tamiza la harina con la sal y ponlas sobre la mesa en forma de corona. Ahora vuelca el batido de mantequilla en el centro de esa corona y une los ingredientes sin amasar.

Lleva a la heladera, envuelta en papel film, por lo menos 2 horas. Luego estira la masa y forra con ella un molde para tarta de 24 cm de diámetro aproximadamente, previamente untado con mantequilla y enharinado. Llévala a la heladera y déjala durante 10 minutos más. Cubre la superficie con papel de aluminio relleno de legumbres, para así evitar que crezca la masa.

Cocínala en un horno precalentado, a 180°C durante 20 minutos.
Luego retira el papel aluminio con las legumbres, desmolda y reserva. Para la cubierta, abre la vaina de vainilla por lo largo y retira las semillas. Colócalas junto con la leche y el azúcar en una olla, lleva la olla al fuego hasta que hierva. Deja descansar durante 10 minutos. Por otro lado coloca en un recipiente el almidón de maíz cernido, añade las yemas una a una, integrando después de cada incorporación, pero sin batir demasiado. Verte la mitad de la leche perfumada y une bien los ingredientes.

Lleva el resto de la leche a hervor nuevamente y agrega la preparación de yemas, bate para que no se formen grumos. Cocina 1 minuto más después del hervor removiendo para evitar que se queme. Pasa la preparación a un recipiente y cubre la superficie con papel film. Lleva a la heladera para enfriar completamente. Agrega el Kirsch e integra. Incorpora la nata batida a punto chantillí. Rellena la masa reservada y alisa la superficie. Limpia las frutillas, córtalas por la mitad y colócalas sobre la tarta. Lleva a la heladera. Prepara la gelatina con la mitad del agua requerida en el envase. Enfríala a baño María inverso hasta que comience a tomar punto jarabe.
Luego vértelas sobre las frutillas y llévala a la heladera hasta el momento de servir.

 

  • http://yahoo vilma

    muy buena