Ensaladas y Verduras

Tomates rellenos de queso con pesto

Hoy vamos a preparar un primer plato ideal para tomar en el almuerzo o en la cena. Se trata de unos ricos tomates – mi plato favorito-  y en esta ocasión los haremos rellenos.

En primer lugar, lavaremos las hojas de albahaca y reservaremos alguna para decorar. Pondremos en el vaso de la batidora las hojas de albahaca, añadiremos el ajo pelado, los piñones, 100 gramos de queso parmesano rallado y el aceite de oliva. Trituraremos todo hasta obtener una salsa homogénea. Salpimentaremos y removeremos. Reservaremos.

A continuación, lavaremos y secaremos los tomates. Cortaremos la parte superior y retiraremos la pulpa con ayuda de una cucharilla vigilando de no romperlos.

Dejaremos los tomates hacia abajo durante unos 20 minutos para que nos suelten toda el agua.

Cortaremos el queso fresco en pequeños dados y lo mezclaremos con la pulpa del tomate bien picado, añadiremos el pesto y mezclaremos.

Seguidamente, salpimentaremos el interior de los tomates y los rellenaremos con la preparación anterior. Espolvorearemos con el resto de queso parmesano y los pondremos a gratinar hasta que el queso se nos funda y tomen un color dorado.

Para finalizar, los retiraremos del horno y los repartiremos en platos.

Raciones 4

Dificultad fácil

Receta

Tomates rellenos de queso con pesto

tomates rellenos de queso

  • Cantidad producida: 4 Raciones

El tomate es un alimento que no puede faltar en nuestra dieta mediterránea, muy rico en vitaminas C y A. Posee minerales como el hierro, fósforo, calcio y entre los antioxidantes del tomate, se encuentra el licopeno, un pigmento que le proporciona su color.

Ingredientes

  • 8 tomates medianos
  • 80 gramos de piñones
  • 200 gramos de queso fresco
  • unas hojas de albahaca
  • 150 gramos de queso parmesano
  • 1 diente de ajo
  • 4 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta negra molida

Pasos

  1. 1.

    En primer lugar, lavaremos las hojas de albahaca y reservaremos alguna para decorar. Pondremos en el vaso de la batidora las hojas de albahaca, añadiremos el ajo pelado, los piñones, 100 gramos de queso parmesano rallado y el aceite de oliva. Trituraremos todo hasta obtener una salsa homogénea. Salpimentaremos y removeremos. Reservaremos.

  2. 2.

    A continuación, lavaremos y secaremos los tomates. Cortaremos la parte superior y retiraremos la pulpa con ayuda de una cucharilla vigilando de no romperlos.

  3. 3.

    Dejaremos los tomates hacia abajo durante unos 20 minutos para que nos suelten toda el agua.

  4. 4.

    Cortaremos el queso fresco en pequeños dados y lo mezclaremos con la pulpa del tomate bien picado, añadiremos el pesto y mezclaremos.

  5. 5.

    Seguidamente, salpimentaremos el interior de los tomates y los rellenaremos con la preparación anterior. Espolvorearemos con el resto de queso parmesano y los pondremos a gratinar hasta que el queso se nos funda y tomen un color dorado.

  6. 6.

    Para finalizar, los retiraremos del horno y los repartiremos en platos.

BlogRecetas.com