Postres y Dulces

Trenza de la abuela

trenza-de-la-abuela

La trenza es una especie de pan muy conocido que ya hacían nuestras abuelas. Es bien sabrosa, si respetas los tiempos de fermentado te va a quedar un pan super suave. Para hacer en familia y comerlo en la merienda o desayuno, la trenza es una opción ideal.

Ingredientes:

100 gramos de mantequilla
8 cucharadas de azúcar
4 huevos
50 gramos de levadura de cerveza
1/2 vaso de agua tibia
1 pizca de sal
1 kilo y 1/2 de harina
1/2 litro de leche

Preparación:

Pon en un recipiente la mantequilla y bátela hasta que quede con una consistencia cremosa, a continuación agrega el azúcar y los huevos enteros, sin dejar de batir todos los ingredientes hasta que quede una mezcla homogénea. Reserva. En otro recipiente desmenuza la levadura en agua tibia, agrégale 3 cucharadas de la harina, amasa hasta que quede un lindo bollo de masa, antes de dejar fermentar haz una pequeña cruz en la superficie del pan. Cubre el bollo de masa con un lienzo o paño y déjalo descansar durante 1 hora.

Pasado ese tiempo une el pan a la mezcla de huevos batidos con mantequilla y azúcar, añade toda la harina, la leche y amasa todo formando una masa algo elástica (para esto debes amasar por lo menos 30 minutos). Deja fermentar nuevamente la masa en un lugar tibio, hasta que duplique su volumen. Luego trabaja la pasta sin agregarle más harina hasta que quede una masa bien elástica.

Cuando llegue a ese “punto”, corta la masa en 3 partes iguales, estíralas formando unas tiras y luego haz una trenza bien apretada. Deja descansar la trenza por un rato más.
Mete tus manos en leche y humedece toda la trenza con ellas. Llévala a un horno caliente hasta que esté dorada.

Si quieres, cuando esta fría la puedes cubrir con glaseado de azúcar.