Ingredientes

Trufa

white truffle on the white

Se conoce como trufa a un grupo de hongos (del género Tuber), que se utilizan como condimento alimentario. Las trufas  tienen una forma irregular (parecida a las piedras), de tamaños diversos. Su aspecto externo es negruzco (entre negro y gris),  pero su interior es de un color rosado.

Se crían principalmente en bosques de encinas y robles, donde van adquiriendo su madurez en los meses de otoño, para ser recogidas durante el invierno. Son más abundantes en los Pirineos.

¡Pero su recogida es una difícil tarea!  Es muy difícil localizarlas, pues no salen a la superficie, se crían bajo tierra.

Propiedades de la trufa

Aunque se diga que las trufas son afrodisíacas, no es así. No contienen ninguna sustancia que pueda ejercer esa función.

Sus propiedades alimenticias son similares a las del resto de hongos. Son alimentos con bajo poder nutricional.  Contienen glúcidos, grasas, proteínas  y sales minerales, pero no en grandes cantidades. No obstante, su verdadero valor está en su compuesto aromático, que es lo que la convierte en un producto exclusivo.

Dependiendo del tipo de trufa, nos dará un aroma u otro. La más apreciada es la de Périgord, su olor y sabor a fresa  la hace agradable y distinguida.

¿Como se recogen las trufas?

La única forma de encontrarlas es con la ayuda de animales adiestrados para tal fin. Antiguamente solo se utilizaban cerdos, a día de hoy, también los perros desarrollan una gran labor en la búsqueda de este apreciado manjar.

Como hemos comentado antes, al no dejarse ver en superficie su recolecta es muy laboriosa y complicada. Gracias al olfato de los animales, conseguimos saber donde se encuentran, pero esta compleja tarea de búsqueda y recogida,  hace que este producto sea exclusivo para unos pocos afortunados. Su elevadísimo precio de mercado y el uso en alza de grandes cocineros, hace de las trufas un alimento prohibitivo a muchos bolsillos.

Trufas de chocolate

Las trufas de chocolate son una especie de bombones con una forma similar a la de chocolate trufflelos hongos de su mismo nombre. También tienen una forma esférica un tanto irregular y una superficie rugosa, pero son mucho más asequibles de precio y las realizan las manos de los pasteleros. Está claro que solo tienen igual el nombre, pero son un delicioso manjar que nos podemos permitir sin problemas y que nos aporta todas las propiedades del chocolate puro.