Sopas y Guisos

Borsch, una sopa diferente.

remo

Esta receta consiste en una exquisita sopa cremosa de color rojo. Es de origen ruso, y está hecha a base de remolachas pero con apenas un gusto leve de esta verdura, entre otros motivos porque está acompañada de otras riquísimas verduras ¡Atrévete a cocinarla y probarla!

Ingredientes:
1 taza de cebolla picada
2 tazas de remolachas en cubitos
1/2 taza de zanahorias cortadas
1/2 taza de apio picado (la parte blanca)
1 taza de tomates procesados
2 litros de caldo de verduras (aproximadamente)
2 hojas de laurel
sal y pimienta a gusto

Procedimiento:

Antes de empezar ponte guantes de goma, para no mancharte.
Pela las remolachas y córtalas en cubitos. Pica la cebolla en tiras gruesitas. Separa la parte blanca del apio, que es la que vas a utilizar, límpiala y pícala. Por último pela las zanahorias y córtalas bien chiquitas. Ahora pon las remolachas, la cebolla, el apio y la zanahoria en una cacerola grande.

Agrega el tomate procesado y cubre todas las verduras con el caldo. Añade el laurel. Deja hervir hasta que las verduras estén cocidas y el agua las sobrenade. Apaga y deja entibiar.Saca las hojas de laurel, y procesa la mezcla por partes, con todo el líquido, hasta obtener una crema color bordó intenso. Vuelca la crema en una cacerola, condimenta con sal y pimienta a gusto, ponla sobre el fuego hasta que se caliente bien.

Una buena idea para decorar, es batir nata hasta que espese. Sirve la sopa en cazuelitas y decora con un copo de esta crema y ¡a disfrutar!
Si no te gusta la nata batida, puedes decorar con cubitos de pan tostado.