Cócteles y Bebidas

Verdejo de Segovia, un vino de familia

En muchas ocasiones nos hemos referidos desde este blog, a los vinos y sobre todo a la elaboración del vino y es que el vino tiene una tradición de tantos y tantos años que es muy difícil igualar por las demás bebidas. Pero para que haya un buen vino, tiene que haber una buena materia prima y -sobre todo- mucho trabajo.

Este trabajo adquiere un valor adicional cuando se hereda y se convierte en tradición. Por eso quiero hablaros hoy de Herrero Bodega, porque es el perfecto ejemplo de ese arduo trabajo que pasa de padres a hijos desde el momento en el que un pionero decide instalarse en un lugar, plantar, cuidar y cosechar las uvas para luego hacer un buen vino.

Fue allá por los 80 cuando José María Herrero empezó la tarea de impulsar los viñedos de la zona de Nieva, en Segovia. Le ayudaba su mujer, Janine Vedel, nacida en la rica zona vinícola del Languedoc del sur francés. La combinación fue perfecta: una bodega que es un sello distintito de la Denominación de Origen Rueda y el origen de una tradición que han perpetuado sus hijos: José María, Juan Miguel y Javier.

Entonces y hoy el trabajo de la vendimia se hace codo a codo entre familia y la gente zafral, vecinos, etc. Para todos la vendimia siempre es una fiesta a pesar del trabajo. Los aromas de la uva madura aún en las vides o en el momento de molerla para hacer el mosto que luego será un exquisito vino, son inolvidables, más cuando se es niño. Es como el aroma en la cocina, son cosas que quedan grabadas en nuestra memoria y cuando ya de grandes volvemos a experimentar ese aroma, los recuerdos de esa época de la niñez, vuelven a nuestra mente en un espiral de sensaciones y vivencias que seguramente nos detiene por un momento no importa lo que estemos haciendo, ya que ese recuerdo es más fuerte que todo.

Por supuesto, la elaboración del vino ha ido evolucionando. La tecnología ayuda en la elaboración de cada vez mejores caldos, como por ejemplo el nuevo vino blanco Verdejo de Herrero Bodega (D.O. Rueda – Segovia), un vino fiel y a la vez diferente de los demás Verdejos, con aromas propios de fruta, amargos y hierba. Un vino blanco fruto del trabajo, la experiencia y la tradición, lo que nos garantiza un muy buen producto.

Puedes leer más sobre Herrero Bodega clicando aquí.

  • Invitado

    Pues esta nueva bodega parece tener un buen comienzo… a mi me encanta el vino blanco de Rueda, pero no sé si los que he bebido son Verdejo…ya me fijaré a partir de ahora. Gracias por la información